Tel: (+34) 948 304 229
Mov: (+34) 696 491 860
Noticias
LISZTOMANIA. La fiebre LISZT
“LISZTOMANIA”. Una obra en la que Listz se convierte en un personaje de ficción. Un niño prodigio que es tentado para cambiar su futuro, por todos conocido.
Pasan por el escenario los futuros recuerdos de un Liszt que tiene en su mano cambiar una vi...
15/11/2011

ñaki Fresán, barítono
Adela Martín , piano
Marta Juaniz, actriz
Mario Pérez Blanco, violín
Miguel Munárriz, actor, dramaturgia y dirección
Raúl Madinabeitia, producción
Una diáfana luz ilumina la partitura por sobre el piano y los hombros la intérprete. El resto del escenario está oscuro. 
Suena leve, lejana pero presente, etérea, la música de Franz Liszt.
 Poco a poco, durante la pieza, un foco incide sobre una delgada silueta sentada. El sillón es recargado, dorados y carmesíes. Liszt, delgado y adolescente, duerme, encantador. De vez en cuando sus dedos tamborilean sobre el brazo del sillón, anticipándose a la música. Su ceño se contrae, una sonrisa se dibuja en sus labios. Todo esto lo vemos a través de un espejo de cuerpo entero colocado en el centro del escenario. 
La música termina. Suena el silencio.  
De pronto un ruido brusco hace cambiar la luz. El espejo es un puerta que gira. Suena la música nuevamente. En el vano de la puerta aparece el barítono. Canta. Y su canción es un tormento para la figura adolescente de Liszt que trata de encogerse en el sillón, tapándose los oídos, intentando huir más tarde por el escenario sin encontrar salida. El recuerdo de su futuro martillea su cerebro con pasión. El cantante, en la medida de sus posibilidades, le persigue, le llama, le atrae, Mefistófeles del tiempo, Liszt está a su merced. A terminar de cantar, Liszt de rodillas ante él, habla.

 
Raul Madinabeitia · Tel: (+34) 948 304 229 · Mov: (+34) 696 491 860 · raulmadinabeitia@raulmadinabeitia.com
Política de Cookies
website realizado por Arwen desarrollo web y diseño